Hoy empieza todo

Después de más de un año de estudio, definición del modelo de negocio, selección de proveedores etc. etc. arranca Selectos Balbina.

Parecía que el momento no iba a llegar nunca pero al final, ha llegado. Ojalá que valga la pena  y sea útil para todos los que participamos de una forma u otra de esta idea. Mientras, reflexionemos sobre lo vivido en el primer post de nuestro blog. Aguardo vuestros comentarios.

Algunos de los productos catados

Algunos de los productos catados

Comenzar un proyecto como este no es divertido. Insisto, no lo es.

Pequeños productores como este del mercado central de Burgos saldrán a vuestro encuentro.

Pequeños productores como este del mercado central de Burgos saldrán a vuestro encuentro.

El trabajo es inmenso cuando empiezas casi desde cero. El tiempo nunca parece ser suficiente, la gente que colabora contigo (informáticos, diseñadores gráficos, transportistas…) no te entiende porque no hablas su lenguaje. A veces piensas que te has equivocado y al día siguiente crees que vas a liderar la revolución en el comercio on line a nivel planetario. Haces cursos más o menos útiles de todo lo imaginable, pasas horas delante de la pantalla a veces sin entender nada de lo que estás leyendo, conoces a auténticos vendedores de crecepelo del Oeste versión 2.0 visitas más bancos que John Dillinger , haces más kilómetros que una furgoneta Volkswagen duermes poco y mal y cuando lo haces sueñas cosas muy (pero que muy) rarunas. Y mientras tu pareja se tiene que armar de paciencia para tolerar tus monólogos sobre estrategias de comunicación en redes sociales o si el botón de “comprar” de la web deber ser azul, verde o rojo.  Creerme, no es nada divertido.

Las setas al sol.

Las setas al sol.

Eso sí. Es tremendamente satisfactorio. Sobre todo cuando ves que las cosas van tomando forma, que el mejor botón para “comprar” era el de color rojo (cosa que te dijo tu pareja en cuanto le preguntaste) que ya te entiendes con los informáticos y que empiezas a percibir aquello de que “hoy sabes más que ayer pero menos que mañana”.

Al final es lo que busco, satisfacción. Satisfacer mis ganas de aportar algo al comercio electrónico, de ayudar a satisfacer la curiosidad de gastrónomos impenitentes como vosotros y dar a conocer a productores excelentes que lo merecen de sobra.

Queremos ser como este cartel del Mercado de la Ribera de Bilbao.

El Mercado de la Ribera de Bilbao os da la bienvenida. Nosotros también.

Si además para lograr todo esto tienes que entablar amistad con gente que cree en lo que hace y que lo hace sin ruido porque está concentrado en lograr la excelencia para su producto respetando el entorno natural en el que vive y trabaja, si además sabes que una de las personas que lo va a disfrutar y comprar a través de tu página te va a enviar un tuit o un correo agradeciéndote el que le hayas descubierto a ese artesano, si además te diviertes un montón cada día que te levantas a trabajar… entonces es que has acertado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *